Este 2022 nos trae un aniversario muy especial, ya que el Audi 80 cumple medio siglo. Este modelo se comercializó entre 1972 y 1995, siendo la evolución dentro de la marca del Audi F103 y se le considera el “padre” del Audi A4, que tomaría su testigo para continuar con la tradición de un sello que ya se había convertido en una de las referencias en el mercado del automóvil a nivel mundial.

El Audi 80 estaba disponible con carrocerías sedán y familiar, las más demandadas en sus tiempos de crecimiento en el mercado, aunque también tuvo versiones deportivas (cupé y descapotable). En verano de 1972 se presentó públicamente con una impactante novedad, el motor tetracilíndrico con árbol de levas en la cabeza, que posteriormente sería adoptado también por parte de otras empresas. En sus primeros seis años de vida se fabricaron y vendieron más de un millón de unidades de este modelo.

El éxito del Audi 80 no sólo se mide por su longevidad (casi un cuarto de siglo de producción) o sus cifras de ventas. También recibió numerosos premios y reconocimientos, entre ellos el de Coche del Año en Europa en 1973 y 1987. Además, sus diseños gustaron tanto que otras marcas pidieron permiso a Audi para utilizar algunas piezas en sus nuevos prototipos.

Primera generación (1972-1978)

El Audi 80 comenzó su producción europea en mayo de 1972, llegando el año siguiente a Estados Unidos y Australia bajo el nombre de Audi Fox. Era un sedán de dos y cuatro puertas y su aparición sirvió para mantener una dura rivalidad con sus principales competidores en el mercado. Equipado con motores de gasolina de 1,3 y 1,5 litros SOHC y cuatro cilindros en línea, su combustión interna contaba con distintas potencias.

Durante esta primera generación, el modelo base fue evolucionando y dando paso a los modelos L, S, GL (equipamiento más lujoso), GT (deportivo de dos puertas), GTE, GLS y LS. El fruto de este crecimiento le permitió ser nombrado coche del año en 1973, por delante del Renault 5 y del Alfa Romeo Alfetta.

En 1976 se modificó su parte frontal para hacerla similar a la del Audi 100 C2, cambiando los faros redondos por los cuadrados. También se mejoró el motor (1,5 a 1,6 litros) y el modelo deportivo evolucionó. Esta plataforma, denominada B1, fue dada de baja en el mercado europeo durante 1978, aunque se mantuvo activa en América hasta 1979.

Segunda generación (1978-1986)

Un diseño de Giorgetto Giuggaro sirvió para dar el pistoletazo de salida en Europa, en septiembre de 1978, a la plataforma B2 del Audi 80. A América llegaría el año siguiente con el nombre de Audi 4000. Seis años después se le hizo un lavado de cara, principalmente con mejoras en el motor (cinco cilindros, turbo diesel) y modificaciones en las luces de cola, parachoques traseros y faros delanteros, además de una remodelación del interior.

Esta generación destacó por su versatilidad y rentabilidad, ya que muchos de sus componentes sirvieron también para el Audi Quattro, el Audi Sport Quattro y la Coupé Audi. Se mantuvo en el mercado europeo hasta finales del año 1986.

Tercera generación (1986-1991)

La tercera generación del Audi 80, conocida internamente como B3, vio la luz en otoño de 1986, pero se empezó a gestar cinco años antes. En 1981 se esbozaron los primeros croquis, en 1982 se crearon las primeras maquetas para el desarrollo de prototipos y en 1983 y 1984 ya se presentaron los primeros prototipos.

Las principales novedades durante su presentación fueron la carrocería totalmente galvanizada, que aseguraba una década de garantía anticorrosión, y una notable mejora aerodinámica, que permitía al Audi 80 alcanzar los 180 km/h de velocidad punta en su versión de 90CV y los 195 km/h en la de 112CV.

Estos modelos también presentaron importantes mejoras en cuanto a la seguridad de los coches, con un nuevo sistema que era capaz de proteger tanto al conductor como al pasajero ubicado en el asiento del copiloto, retirando el volante y tensando el cinturón, gracias a un sistema de poleas y cables que se consideró un antecesor de sistemas de seguridad que se consolidaron tiempo después. Los últimos modelos del Audi 80 también incorporaron el airbag.

Cuarta generación (1991-1995)

Las principales novedades en el último cambio de generación del Audi 80 fueron la mayor distancia entre los ejes, un tanque de combustible totalmente cambiado, ruedas de 15’’ con pasos más prominentes, una variación en el diseño de los parachoques, una mayor calidad en los materiales empleados para el interior y la fusión de la calandra delantera y el capó, ganando en sensación de audacidad.

Esta generación de B4 fue el primer paso de Audi para competir en el mercado de los coches de mediano tamaño de lujo, gracias a las variantes Avant, Coupé, Cabriolet y Berlina. En 1994 apareció un modelo de edición limitada, llamado Europa. La evolución de los motores permitió la aparición de dos nuevos V6 (2,6 y 2,8), siendo este último el único disponible en América.

El Audi 80 dio paso, tras más de dos décadas en el mercado, al nuevo Audi A4 en el año 1996, cesando su producción en un momento de transición desde modelos más antiguos a otros basados en nuevas plataformas para el segmento de las berlinas ejecutivas compactas. Medio siglo después, sigue siendo uno de los referentes en la historia de Audi.

OTRAS NOTICIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Llámanos
Cita previa
Te llamamos

¡Bienvenido a Serramóvil - Elmóvil - Olezamóvil!

Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia en nuestra web.

Puedes informarte más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas en los AJUSTES.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Esta web utiliza cookies para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible.

Las cookies estrictamente necesarias tiene que activarse siempre para que podamos guardar tus preferencias de ajustes de cookies.

Utilizada por WordPress para comprobar si el navegador permite cookies
  • wordpress_gdpr_cookies

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios